Segunda sesión

Ponente: Arantxa Irastorza Zulaica

Titulo: “Abordaje emocional desde la psicomotricidad relacional”.

Sobre la ponente: Arantxa Irastorza es madre de dos hijas, Karmen e Ixebel, es Licenciada en Ciencias de la Educación (Pedagogía) y ha sido formada en psicomotricidad relacional por André Lapierre y Nuria Franc. Cuenta con más de 20 años de experiencia en el ámbito preventivo, trabajando con niños, así como también con padres y madres interesados en comprender y acompañar a sus [email protected] en su desarrollo evolutivo. Ha desarrollado su labor profesional, principalmente en la Comunidad Valenciana y el País Vasco.

Sobre la conferencia:

La Psicomotricidad Relacional entiende que es la RELACIÓN lo que vehiculiza la construcción de la Identidad Humana, en los aspectos psico-afectivos emocionales y físicos. Esto se produce en los primeros años de la vida en función de la relación vivida, con los adultos que lo sostienen. Este proceso de vida dará lugar a la construcción de la personalidad más o menos equilibrada, más o menos “normal” o patológica.

Dada la inmadurez biológica del ser humano, este proceso se realiza en el contacto CORPORAL adulto-bebé, en un lenguaje TÓNICO-CORPORAL, donde toda la comunicación se establece en el cuerpo. El cuerpo es el lugar único, sagrado, donde se vive toda la sensibilidad: la afectividad, la emoción, la relación con uno mismo y con el otro; lugar de placer, de deseo, de frustración y de angustia. En definitiva, lugar de recuerdo de todas las emociones vividas por la criatura, en su relación con [email protected] [email protected] particularmente con las figuras parentales y sus sustitutos ([email protected]).
La Psicomotricidad Relacional es una herramienta de trabajo que nos posibilita establecer la comunicación desde el código natural y propio de los niñ@s: la actividad y el juego espontáneo. En este lenguaje, [email protected] niñ@s transmiten los deseos, necesidades y conflictos que están viviendo. Es decir, todo lo que acontece en el cuerpo.
El abordaje de esta comunicación, atendiendo a las necesidades concretas de cada niñ@ y su momento evolutivo particular se realizará desde la implicación y disponibilidad corporal del [email protected]

Esta comunicación corporal, que precede al lenguaje oral, se compone de mediadores de la relación como el tono con el que establecemos los contactos, la postura, voz, la mirada, el gesto, la sonrisa, palabras, etc. Donde la escucha de [email protected] [email protected] y del [email protected], adquieren una importancia primordial en el acto educativo y la comunicación [email protected]ñ@.

Ahora puedes escuchar la conferencia descargando el siguiente fichero mp3.

25 Responses to “Segunda sesión”

Read below or add a comment...

  1. EUGE says:

    Hola Arantxa! desde la Sede de Castellón agradecer tu aportación importante de nueva información en estas Jornadas.
    Muchos de los que estabamos escuchándote esta mañana (hoy hemos tenido bajas y eramos unas 11 personas), desconocíamos el tema de la Psicomotricidad Relacional. Escucharte y comprender ha sido relajado e importante para nosotros. A posterior hemos entrado en un debate igualmente relajado donde hemos compartido la sorpresa de comprender que realmente los peques, necesitan liberarse del poder del adulto y lo hemos comprendido que es a traves del juego, desde donde mayormente podemos facilitarselo a nuestros hijos. Yo personalmente, que he reconocido públicamente tener dificultades para sumergirme en el juego con mi hijo (demasiadas cargas y obligaciones, producto de una crianza en solitario) (además de las secuelas de mi propia historia personal), salgo de tu ponencia decidida a indagar y aprender mucho más acerca de las técnicas de salud que propones y aparte de querer saber más….me dispongo nada más acabar de escribirte a recortar una patata de piscina (de corcho de colores), y sacar unas supercolchonetas del armario para nada más nos lo permita el calor del hogar….invitar a mi hijo a zambullirnos en una experiencia de juego que improvisaré y veremos que nos depara. Trataré de que sea él el que dirija el ritmo y el simbolismo del momento (¿seré capaz de no controlar?). Más adelante compartiré…
    Pero por supuesto reconocer que han sido tus propuestas e informaciones las que han arrancado en mi la motivación para actuar. Hoy empiezo….primer paso…lo demás…seguirá.
    Aceptaré encantada alguna sugerencia por tu parte. Mi hijo tiene casi 5 añitos, estoy convencida de que tiene un apego seguro por la crianza y dedicación que hemos vivido pero también intuyo que a la edad que ya tiene…tendrá bastantes ganas de sentir la libertad de ser el mismo sin la potente presencia de la adulta de su madre.

    Me quedo a la espera de captar alguna idea a través de este foro abierto y reitero mi gratitud hacia tu labor.

    Hasta pronto.

    • Arantza Irastorza says:

      Gracias Euge,Me alegro que te haya sugerido todo lo que cuentas. Es dificil decir nada sin conoceros, pero tratare de procurarte algun criterio. De primeras que no esperes nada concreto. Estate abierta a cualquier contenido y forma que tu niñ@ adquiera para expresarse, en el espacio y objetos que tú le has procurado y abierta tamién, a que deposite en tí cualquier emoción que emerja en esa circunstancia. Me alegro mucho de lo que me cuentas de la compresión de la necesidad del niñ@ de salir del poder del adulto, pero no podemos preveer ni cuando, ni cuanto , ni como va ha actuar tu hijo. Por tanto se trata de ofrecer tu disponibilidad y aceptar lo que él nos da. Quizá lo más difícil de este trabajo es esperar y esperar a que el niñ@ encuentre su momento y su forma, en la confianza de que es él que sabe, y todo lo que suceda esta lleno de significado. Aunque no entendamos nada, si sabemos esperar, tarde o tempreno obtendremos pistas de hacia donde se dirije el niñ@, y lo que es más importante, el propio niñ@ va ha obtener pistas que le ayuden a entender y elaborar su propio proceso.
      Si se diera alguna situación que lo sientes peligrosa, es importante canalizar hacia los objetos o buscando una situación que asegure no hacernos daño.
      Resulta difícil y paradojico hablar del lenguaje corporal y comunicarnos en esta distancia tan larga es que la electronica, pero hay que sacarle partido y espero que sea útil.
      Os deseo suerte y que disfruteis de este maravilloso lenguaje que es el juego.
      Un abrazo Arantza

  2. Patricia Diego y Catuxa says:

    Una vez más muchísimas gracias a la Serrada y a tí Arantxa por abordar la infancia con “ojos de niño”. Hemos visto tu charla en una sede de Madrid para luego acabar comentado la falta de espacios en las grandes ciudades para los más pequeños. de ahí han surgido dos corrientes, o las hemos comentado, la “pro-adecuación de espacios” (el famoso ambiente preparado de los Wilde) y otra, digamos…”pro-esto es lo que hay”: coches, prisa, cacas y que hay que adaptarse a ello (un poco a lo rollo Jean Liedloff pero en vez del Amazonas la jungla de asfalto).
    Un buen ejemplo son los colegios Waldorf donde allí todo es muy natural, se puede tocar, palpar…y cuando se sale, la realidad es bien distinta. Yo me veo en la tesitura de intentar ser muy respetuosa con mi hija (desde los tres meses estoy con ella en el suelo y demás, de hecho tiene una psicomotricidad muy buena) y cuando salgo a la calle es un poco “locura” y eso que me considero bastante laxa al respecto y vivimos en un barrio con muchos parques y una Dehesa. Como dice Tonucci, las ciudades deberían ser para los niños para que saliéramos todos ganando! Qué opinas?

    Otra cosa, cuando hablabas de que sobre los dos años y medio comienza en juego simbólico y ellos se montan sus “peliculillas” ahí estamos nosotros (tiene 29 meses) desde hace dos meses y juega muchas veces al cambio de papeles, ella es yo y yo soy ella, (o su papá) inventa personajes…qué puede querer significar esto?

    Recibe un gran abrazo

    • Arantza Irastorza says:

      Hola Patricia y Diego, me alegra leer lo que me contáis y que has vivido mucho el suelo acompañando el proceso de tu hija. Es la posición que toca en la primera etapa de la vida, y tiene sus buenas consecuencias.
      Por supuesto que las ciudades debían de organizarse pensando en el bienestar de las personas, y los niñ@s, debían de ser los privilegiados. Que duda cabe, que en la medida de lo posible hay que aportar nuestro granito en esa dirección. y si bien no es fácil tener mucha participación en lo social, al menos podemos intentar ser creativos y procurarnos saludables en nuestro hogar.. escuela.. etc. donde la naturaleza este presente, el suelo sea vivido, el movimiento tenga su cauce etc.
      En lo que respecta al juego de tu niña es una manera que ella usa para abordar tu vida, relaciones, estilo… Y aprehender de ti. También el juego nos aporta como siente que hacemos con ella, y nos ofrece la posibilidad de mirarlo a través de sus ojos, sus emociones.. etc. Trata de fijarte en sus gestos, actitudes, y también sus palabras. Procura no entablar conversaciones para tratar de estar mas en el cuerpo. Intenta seguirla un paso detrás y estar disponible para que ella te use en su juego.
      Que os disfrutéis!
      Un abrazo Arantxa.

  3. mariarendo says:

    Desde la sede de Cartagena agradeceros primeramente a la ponente y a la Serrada este esfuerzo de “soltar” al mundo estas aportaciones que tanto nos “mueven” a las personas que de un modo u otro nos relacionamos con niños…..
    Ayer eramos alrededor de 20 adultos escuchando con atención tu ponencia, teníamos además el lujo de tener a nuestros pequeños con nosotros y eran el claro ejemplo de lo que estabamos viendo en la pantalla, bebés entre 6 meses y 1 años en las colchonetas descubriendo el mundo, chupando todo lo que había a su alcance y alguno mas mayor inventandose historias alrededor de algún juquete…….
    Al terminar, el debate giró alrededor de la pregunta: este es el escenario que tienen nuestros hijos? les permitimos esta libertad? el salón de juegos de la conferencia se corresponde con la realidad que viven nuestros hijos?
    Fue un debate acalorado que despertó en muchos de nosotros la impotencia de comprobar que “el sistema” esta errado y que confirma nuestras sospechas de que el desarrollo del menor no es respetado……..

    Llegamos a la conclusión de que somos afortunados pues si bien es díficil cambiar el “sistema” al menos si podemos cambiar en nuestro hogar y permitirnos “perder el poder” que tenemos como adultos y que nuestros hijos sepan que en su casa si son respetados y con eso ya haremos mucho………
    Queremos saber tu opinión, que hacemos sabiendo que es mas positivo centrarnos en lo que “podemos” hacer y no en gastar energía en cambiar todo aquello que “no podemos” como por ejemplo el ratio de alumnos en las clases de infantil?
    Nos das alguna pista más?

    Gracias de nuevo a todos los que con vuestro tiempo nos ayudais a entender más sobre esta parte tan desconocida de la crianza con apego y respetuosa.
    Un abrazo desde Cartagena.

    • Arantza Irastorza says:

      Hola Maria, me alegro que os haya suscitado debate y reflexión. Esto siempre es bueno.
      Respecto a “perder el poder del adulto” quiero comentar que los pequeños necesitan sentir que el adulto es una autoridad, (esto les proporciona seguridad) pero una autoridad que comprenda y acompaña respetuosamente la necesidad de los niñ@s. En este caso, por un momento, jugando, cambian los papeles para [email protected] sentirse libres de gestionar su vida. El adulto que comprende y permite la expresión de esta necesidad, es mas respetado y reconocido puesto que posibilita su sensación de SER.
      Lo cierto es que es mas accesible apostar por cambios que conciernen a nuestra vida en lo mas cercano, y no esperar que cambien fuera, si no cambiar dentro. Sinceramente creo que esta actitud, si es coherente con la vida, tiene mas alcance de lo que nos creemos. Somos seres sociales y lo social (de alguna manera) lo hacemos entre todos. Es importante responsabilizarnos y comprometernos con aquello que nos concierne: nuestras relaciones (hijos, pareja, amigos, padres, hermanos…) el nacimiento, la muerte, salud, educación y un largo etc. Reconociendo que no es fácil, nuestras actitudes pueden tener mas peso que lo que nos creemos habitualmente.
      Mucho ánimo y Gracias.
      Un Abrazo, Arantxa.

  4. covadongamora says:

    Hola Arantxa:

    Gracias por tu conferencia y tus aportaciones.

    Mi planteamiento es: veo muy interesante la sugerencia de talleres de psicomotricidad relacional en niños de una cierta edad (no sé ni puedo especificar porque cada niño tiene un proceso), pero ¿qué aportaciones puede tener para bebés o niños de edad menor en los que su “relación” con el entorno se basa en la exploración pero no tanto en el desarrollo del juego simbólico?

    Un saludo.

    • Arantza Irastorza says:

      Hola Covadongamora! Antes de el simbolismo esta el cuerpo. La primera relación de los humanos es el dialogo corporal. De bebes todo pasa y se hace en el cuerpo. En la medida que la madurez vaya permitiendo, la criatura inicia la exploración de su propio cuerpo o de el de su madre (o de quien ejerza la función materna) este dialogo corporal el origen de la comunicación. En este primer tiempo, no se puede hablar de sesión de psicomotricidad relacional propiamente dicha,Pero sí de que este tiempo es absolutamente psicomotriz, y de que la relación que se establece en este nivel (el dialogo tónico) es fundamental y compromete el futuro de las criaturas.En este sentido,con los bebes menores de un año,el trabajo se realiza a través de la mama.A partir de este tiempo, valiendo nos de la seguridad que proporciona la figura de apego, podemos acompañar tanto en exploración y descubrimiento del placer del propio cuerpo como el de los otros y el entorno.Gracias y un abrazo .

  5. isarusconi says:

    Hola Arantxa,

    Desde Brasil nos gustaría agradecerte a ti y a La Serrada y comentaros el exito de las conferencias hasta ahora, considerando que vamos a finales de vacaciones de verano.

    También comentarte que la dirección de la escuela que nos cede el espacio, y que esta muy involucrada con la divulgación y el debate, pide permiso para exponer tu conferencia en la primera reunión de profesores de este año.

    A la vez, han surgido algunas questiones entre los que estábamos y las traigo hacia ti:

    Al canalizar la agresividad hacia los objectos no estaríamos proponiendo “un futuro adulto que rompe los platos cuando se frustra”, por ejemplo?

    Que pasaría si le dijeramos al niño: “No le puedes pegar a Maria porque le haces daño” y esperáramos que él mismo buscara su alternativa?

    O que pasaría si esperaramos la autoregulación de los involucrados o del grupo?

    Muchisimas gracias y un saludo,

    • Arantza Irastorza says:

      Saludos Brasil! Gracias por vuestro interés y tenéis mi permiso para usarlo y os deseo un debate fructífero. Respecto a la primera pregunta, deciros que el propósito es, que este juego, le permita al niñ@ verse con sus emociones, y por tanto conocer y acceder a modularlos; justo lo contrario de lo que me planteáis. En mi opinión es mas posible tener control de su agresividad, si hemos accedido a ella que si la negamos.
      Respecto a la segunda es justo como se procede: Se pone el limite de no hacer daño a Maria y trato de atraer-canalizar hacia mi. ya que considero que el origen de su agresividad esta en relación al adulto. Si lo pone en los iguales es porque con el adulto se juega mas y teme las consecuencias. El juego es el contexto donde el niñ@ puede encontrar el permiso necesario, y así mostrar el conflicto. De manera que podrá verse a si mismo y podemos verle los adultos. Esto nos permitirá conocerle y adecuarnos mas a sus necesidades, a la vez que le ayuda a conocerse.
      En mi experiencia, cuando el niñ@ encuentra la manera de acceder a agredir al adulto, baja la agresión entre los iguales.
      Y respecto a la tercera, por supuesto que el objetivo final es la autoregulación. Cuando las fuerzas que impulsan la vida fluyen es mas fácil, cuando se atascan es peligroso.
      Espero que os haya clarificado vuestras preguntas.
      Un abrazo, Arantxa.

      • isarusconi says:

        Sí, Arantxa, no me he explicado correctamente.

        Totalmente de acuerdo en que hay que reconocerle (y aceptarle) la emoción. Aqui no cabe duda.

        También totalmente de acuerdo con “la muerte” y la desacralización del adulto.

        La duda reside luego en el “objeto” de la canalización, un objeto material o mismo el adulto. Y en la canalización por si misma.

        Porque por ejemplo, quizá le pegue a un amiguito “x” por una razón “x” (porque ve continuamente a su amiguito tomando la teta y él mismo recién sufrió un destete abrupto, por ejemplo) y al atraerle quizá le estamos impidiendo encontrarse con la verdadera razón de esta agresividad.

        (Yo, ahora hablando personalmente, creo que con el tiempo esa dinamica de relación seria identificada y luego reconocida y luego que este niño podría ser ayudado quizá de otra manera.)

        Igual la pregunta debería ser reformulada, y que pasaría si le dijeramos: “Que estas muy enfadado! Vaya, que fuerza que tienes! Pero a Maria no la puedes pegar porque le haces daño, a ver, que crees que podemos hacer entonces?”

        Intuo que todas estas questiones que han surgido en nuestra mesa redonda vienen de nuestra necesidad adulta de verbalizar y de insistir en la verbalización, porque nos cuesta mucho conectar con la expresión corporal de los niños, una vez que nosotros mismos somos casi que solo cabezas sin cuerpo.

        Y una vez mas agradecerte por la conferencia, que nos ha movido mucho a todos, y por las aclaraciones.

        Saludos,

        Isabella

        • Arantza Irastorza says:

          Hola Isabella,vuestros comentarios y preguntas dan lugar a muchos matices y por tanto son bien recibidas.
          El ejemplo que pones del destete es interesante.Efectivamente,en la mayoría de los casos así se producen las escenas,pero habitualmente ni se reconocen ni se identifican.La verdadera razón, creo que no tiene otro interés que el de darnos cuenta del origen de la agresividad y,en la medida de lo posible, actuar para resolverlo.
          En el caso que comentas,la agresividad del niño destetado, se origina en la relación con el adulto y es importante que se libre en este plano.Por tanto, impediremos que agrega al amiguito y atraeremos hacia el adulto,para ayudarle tanto en su expresión como en la intensidad etc. Esto es importante ya que si no libera ,esa tensión se quedara agazapado en su cuerpo dañando lo de continuo.
          Las expresiones de “estas muy enfadado” “que fuerza tienes”….son reconocimientos que le ayudan a reconocerse y por tanto a evolucionar y elaborar.
          Como dices, el razonar y la excesiva verbalización,son muy del adultos y,en mi opinión,a los niñ@s les mareamos bastante en esta dinámica.
          Espero que te sirva, Un abrazo.

  6. Belen says:

    Hola Arantxa,

    Mil gracias por tu aportación, da pistas muy interesantes, en casa con nuestra hijita de 4 años jugamos mucho y somos conscientes que a través del juego espontáneo y simbolico hemos podido abordar emociones complejas que expresa la pequeña, sin embargo el tema de la agresividad no lo hemos sabido abordar bien y a menudo censuramos la emoción y nos situamos en un rol de adulto “que sabe…” y por tanto corrige. Desde hace poco hemos tomado consciencia de esto y estamos intentando modificar nuestra reacción para que la pequeña pueda expresar su rabia libremente, no es fácil entran en juego muchos sentimientos que no siempre somos capaces de identificar y contener para poder canalizar y resolver. ¿Crees que es positivo que busquemos jugar esa agresividad, aunque no sea iniciativa de la pequeña?, ¿qué juegos nos puedes recomendar para trabajar la rabia y la tristeza?, ¿piensas que las artes marciales son positivas para [email protected] niñ@s?.

    Una vez más gracias a [email protected] las personas que hacen posible estas jornadas.

    Un abrazo

    • Arantza Irastorza says:

      Hola Belén! Me alegro que seáis na familia que gozáis del juego. Lo que cuentas suele ser bastante habitual. La agresividad es el hueso duro de roer.
      Es importante que la iniciativa parta de ella. En este caso, por lo que comentas de censurar esta expresión, quizás haya que atizar un poquito, pero solo a modo de invitación o dar permiso. En lo demás, el protagonismo es de ella y el adulto recibe lo que la niña produce. Devolviendo el tono y la intensidad necesaria para que el juego se mantenga vivo. Si tenéis una buena escucha del gesto y tono del juego de la niña, confiar en que surgirá el modo adecuado de colaborar y estar en el juego. Es importante ir despacio y mantenerse en silencio. De esta manera se hace mas patente el lenguaje corporal.
      No hay ningún juego en concreto, mas bien surge y lo crean los niñ@s cada [email protected] en su manera particular.
      “Las peleas de mentirijillas” favorecen el contacto corporal y a los niñ@s les encanta, y,habitualmente también a los papas.
      Cualquier expresión de rabia, con cierta intensidad y goce del juego, aligera la tristeza.
      en cuanto a las artes marciales, a partir de cierta edad(6 añitos) creo que cumplen una buena función para canalizar y modular la fuerza.
      Un abrazo.

  7. vickymonicaalc says:

    Hola Arantxa, mi hija tiende a pegarme cuando se enfanda (por supuesto no me hace daño sólo tiene 3 añitos), yo entiendo su enfado, ya que no en todo momento puedo complacer sus deseos y no le gusta escuchar “a eso no podemos jugar ahora o tenemos que esperar, etc”. ¿cómo crees que deberia actuar ante su forma de reaccionar?. La gente (marido, abuela, tios etc) suelen intervenir diciendo “no hagas eso a mami”, “le haces daño” o “eso no se hace”. Realmente no me hace daño pero tampoco me gusta que me esté pegando. Yo simplemente espero a que ella termine de desahogarse. Después del desahogo si permite que la abrace y te da otras ideas que se pueden hacer.

    En cuanto al juego

    Mis hijas piden constantemente mi presencia, ya sea para mirarlas simplemente o para jugar con ellas. La pequeña (3 años) sabe a lo que quiere jugar siempre y la mayor (7 años) en ocasiones pregunta a que podemos jugar. A mi me encanta jugar con ellas y nos reimos mucho Pero en el momento que tengo que hacer algo para mi misma parece no gustarles la idea de que mami no les está prestando atención e intentan impedir que yo realice mis trabajos (ya sea hablar por teléfono, leer, arreglar papeles, etc) ¿a qué se debe eso?. quizás me ven como la mami que nunca se niega a nada y por lo tanto dan por hecho que debo seguir sus ordenes. Cómo puedo hacerles entender que mi juego con ellas ha terminado y que ahora yo necesito un tiempo para mi?

    Gracias.

    • Arantza Irastorza says:

      Hola Vickymonicaalc, Episodios como el que me cuentas suelen ser bastante habituales. Por un lado, estaría bien que en vuestros juegos podáis incluir material apropiado (churros de piscina,globos, balones ligeros, cojines…)´para canalizar y jugar la agresividad.Para esto seria bueno,que señaléis momentos concretos.Por ejemplo:martes a tal hora jugamos.Para ello preparáis material apropiado:en general material blando,cajas, telas, papel continuo y lo que he indicado antes.Es aconsejable ir descalzas, así evitamos riesgos.
      por otro lado, cuando se enrabia contigo, si le ves muy rabiosa, necesitada de descargar,y tu puedes dejar todo para ponerte a ello, podéis ir a ese espacio y favorecer la descarga:poniendo palabras y gestos a su rabia(está muy enfadada,no te ha gustado nada tal cosa, quieres y…no puede ser,….etc) Aquí puedes acompañarle golpeando con churro,rompiendo papel, tirando pelotas de papel…..y cuando se haya calmado, verbalizar que bien nos hemos quedado etc…Si no es posible meterte de lleno en el juego porque tienes que estar en otras cosas,le reconoces que esta muy enfadada,pero le dices que no quieres que te pegue.A su vez indicas que puede golpear un cojín o ir al cuarto del juego para romper papel,morder churro,golpear etc,pero tu no estas disponible.Puede que ella no acepte y haga la pataleta,en este caso le permites la expresión,pero te mantienes firme que no quiero que te hagas daño.El próximo día jugaremos como tu quieres ,ahora no puedo,y le apartas.Hay tantos matices que es imposible ajustar sin conoceros.Lo intentamos y esperemos que os funcione.El comentario de que exigen tu presencia y no respetan tus tiempos, también es bastante habitual. El hecho de que asignéis tiempos de juego y,cuando estas jugando estas solo para ellas,creo que puede ayudar a situar que tu también necesitas tus tiempos.Lo revindicas y lo tomas. También puede ayudarte el padre, sustituyéndote y remarcando ante ellas que necesitas tus tiempos.Tanto sea en casa como ausentando te un rato.Es normal que no quieran dejarte,no nos gusta dejar nada que nos gusta mucho,son aprendizajes a hacer poco a poco.
      Espero que te sirva. Un abrazo

  8. maria j. y jorge says:

    Hola Arantxa, muchas gracias por tu charla, en casa vamos aprendiendo poco a poco a respetar el juego y no “controlar” el momento y el espacio de nuestro hijo de 22 meses.
    Mi pregunta es, nuestro hijo siente mucha rabia y fustración cuando intenta encajar alguna pieza y no puede, o alguna habilidad no le sale.Grita no, y le ofrecemos ayuda y le animamos a hacerlo despacio, algunas veces lo consigue sin esfuerzo y otras nos pide ayuda.¿Esta bien esto? Me refiero a ofrecerle nuestra ayuda y a motivarle diciendole que lo va a conseguir.
    Otra duda es, que cuando vemos que está un poco cargado, jugamos a los churros o a gritar por la habitación, pero si que hay noches que por lo visto no se ha descargado de esa rabia y en sueños grita no. ¿Como podemos ayudarle?
    Muchas gracias de nuevo y espero tu respuesta.
    Un saludo, MªJosé.

    • Arantza Irastorza says:

      Hola Mª José y Jorge!
      Esta rabia que dices que expresa tu niño también lo podríamos jugar. Cuando le veas así,puedes aliarte y poner nombre a su rabia: “Que rabia que no entra” “estoy enfadado” y incluir churros de piscina, papel continuo, pelotas ligeras… con los que podemos golpear, romper, rasgar, hacer pelotas de papel y tirar…etc. Quizás después de sacar esa tensión entre mas relajado. Es otra manera de ofrecerle ayuda y ver como funciona,
      Igualmente, por lo que dices de que grita cuando duerme.Le vendrá bien que hagáis ratos de juego con material blando(cajas, telas,papel continuo en trozos grandes,revistas para romper…churros de piscina partidos….etc),Y jugar con él siguiéndole en su impulso.Es importante que pueda descargar y tenga vuestro permiso. También,otro objetivo es observar de donde le viene la tensión,
      para ayudarle desde el origen.
      Igual que el juego agresivo es importante el placer de la quietud y de que me cuiden.Es una edad muy bonita para disfrutar de estos juegos.
      En cuanto a que le prestéis ayuda, creo que no tiene nada de malo, pero tiene interés que probéis estas otras formas y ver como funciona. en todo caso, creo que es bueno no darle mayor importancia,incluso decir:”no quiere entrar””esta difícil””lo guardamos para otro día”.No interesa que se auto exija.
      Que os disfrutéis. Un abrazo.

  9. maria suarez says:

    Hola Arantxa. Ante todo muchas gracias por la exposición tan clara y enriquecedora en una materia que más que verbal es corporal. A todos nos emocionó mucho el final de la misma con la visualización de una sesión de psicomotricidad relacional. En nuestro grupo de Alcalá de Henares comentamos que nos recordó las imágenes de la caída de la estatua de Sadam Hussein, cómo los adultos en aquella ocasión pegaban simbólicamente al dictador, y cómo los niños en ésta arrastran al adulto, le “destronan”, le golpean aquí sin destructividad, pero con una carga agresiva importante y quizás liberadora. Resaltamos la importancia de lo simbólico para el adulto y lo corporal para el niño.

    También queremos preguntarte si es importante la vivencia del sitio de juego como algo propio, un espacio donde están acostumbrados a estar, porque pensamos que esto facilita mucho entrar en el juego sintiendo el lugar como no amenazante.

    En nuestro grupo hablamos también de la necesidad de juego, y cómo en esta sociedad se trata de imponer un juego consumista a través de las consolas, y la tv, que impide desarrollar el juego hasta límites insospechados porque son juegos que ya vienen marcados con un modo de jugar cerrado, por lo que cuando se termina hay que consumir y consumir más. Pensamos que quizás en la primera infancia es más fácil de proteger desde la familia esa necesidad de juego experimental frente a los audiovisuales.

    Nos ha llamado mucho la atención eso que entendimos en la conferencia que el adulto ha de estar a disposición del niño, que se deje usar por el niño. Como si el adulto fuese una herramienta más a disposición del juego del niño. Nos gustaría que nos ampliaras un poco más esta idea si es que la entendimos bien.

    Y por último nos encantó el señalamiento que haces del juego de la caja: como hay niños que adoran meterse dentro, y otros se angustian.

    Como reflexión final en el grupo surgió la idea de que esta sociedad tiene dificultades para aceptar a los niños, a los mayores, a los discapacitados, se trata de parcelar por edades o por características impidiendo que los niños jueguen con los adultos, con los mayores y de esta manera desconocemos las necesidades que tienen otros volviendonos más individualistas y más ignorantes. Reivindicamos espacios de juego intergeneracional.

    Muchas gracias. y un saludo.

    • Arantza Irastorza says:

      Hola Maria Suarez, gracias por tu reconocimientos y, lo de la estatua de Sadan Hussein me ha evocado una buena carcajada; es un bonito juego.
      Creo que habéis entendido estupendamente y tratare de compartir con vosotros estas ideas.
      Sin duda, para los niñ@s es liberador. Otra cosa es que no sabemos ni cuanto a de libera cada [email protected], ni cuanto les supuso este echo. Hay niñ@s que han de repetir el gesto, el acto, el ritual,30 veces. Hay otros que les basta con 3 y, alguno, solo con un gesto. Depende de la historia particular, y no queda otra, que observarlo en la vivencia de cada [email protected]
      Sobre el comentario de el lugar conocido o acostumbrados a el, deciros que es importante que se sientan en total confianza, pero siento que esto tiene mas que ver con la relación (referencias de apego y seguridad) que con el propio espacio. Dependiendo de la edad de los niñ@s (no es lo mismo año y medio que cuatro) esto es mas o menos significativo. En todos los casos, cierto es que su medio natural favorece la confianza.Cuando digo medio natural,me refiero al grupo de referencia(amigos,adulto,espacio).Por ejemplo,cuando voy a una escuela y trabajo con todo el grupo,es genial,por todas las posibilidades que ofrece de trabajar con cada [email protected],y en relación al grupo y el adulto que acompaña a ese grupo;la dimensión y el alcance es mayor.En muchas ocasiones,esto no es posible y se buscan espacios para llevar a cabo la actividad.Es el caso del grupo que habéis visto: [email protected] niñ@,en su mayoría se conocen y el espacio es un polideportivo.De acuerdo con el comentario de proteger a los peques de la tv y favorecer espacios(bien podemos empezar por la habitación de juego,un espacio diáfano,con cajas, telas, lo que habéis visto ),para que [email protected] puedan crear en cada momento en función de sus necesidades.Habitualmente nuestros hijos están atascados de juegos y juguetes que obedecen a nuestro mundo consumista:tienen tanto que nada les sirve,y ademas les atasca.Es adecuado contar con una gran balda donde guardar todo ,para tener un espacio abierto,y sacar en función del interés.
      Creo que habéis conectado bien con la idea de servir al niñ@ y estar a su disposición.las criaturas proyectan su mundo tanto en el espacio, los objetos,como en el adulto que se presta a que lo usen en función de su necesidad.Esto va a posibilitar que la criatura se vea así [email protected] y por tanto que pueda aceptar y elaborar su propia historia.
      Me sumo a la reivindicación de espacios intergeneracionales,y añado que nos busquemos dentro de [email protected],ese espacio donde la vida se encuentra y fluye en su totalidad.sin seccionar nos entre la emoción y .la razón.Para así ser niñ@s que que maduramos sin matar la espontaneidad,la claridad de sentir, expresar y fluir con la vida que somos,confiando en que nos merecemos lo mejor.
      Gracias. Un abrazo

  10. andrea.capano says:

    Hola Arantxa, he escuchado tu exposicion el sabado pasado con mucha atencion e interes; ahora estoy trabajando como educador pero soy tambien psicologo, asi que me gustaria profundizar mas el tema de la psicomotricidad relacional no solo a nivel teorico si no tambien a nivel de investigaciones que se hayan echo para “validar” y dar mas fuerza a ese interesante metodo educativo. Podrias indicarme algunos autores?
    Un saludo,

    Andrea

  11. Arantza Irastorza says:

    Hola Andrea, Te voy ha recomendar estos libros que ami me han aportado mucho:

    El adulto frente al niño. ed científico- medica. de Andre y Anne Lapierre

    El cuerpo y el incosciente. ed científico-medica Andre Lapierre y Bernard Acuturier

    Psicoanálisis y análisis corporal de la relación. ed. desclée. Andre Lapierre

    Ontogénesis de la motricidad. Vito da Fonseca ed.colección textos fundamentales.

    La practica Pscomotriz: una propuesta educativa mediante el cuerpo y el movimiento
    ed.Algibe

    Dentro de ellos encontraras más referencias. Que lo disfrutes. Un abrazo

  12. Arantza Irastorza says:

    GRACIAS a todos los que habéis participado en este foro y muchos ánimos a los que os entregáis al oficio de ser madres-padres atreviendo a aprender de vuestros [email protected]; ellos están más cerca del origen y son buenos maestros. Un ABRAZO Y HASTA SIEMPRE.